top of page

Desde la Patagonia hasta Andalucía, de El Obrador a Blossom

Soy cocinero. También soy padre y esposo. Soy un chef argentino en Málaga al frente de un restaurant de cocina fusión: Blossom, uno de los recomendados 2023 de la Guía MICHELIN. Soy, además, maestro de escuela primaria. Y en el camino recorrido hasta hoy, tanto la educación como la gastronomía han sido dos de los  pilares fundamentales en mi carrera profesional.

En 2007, en la ciudad de Bariloche, en la Patagonia Argentina, pude unir mis dos vocaciones, la cocina y la educación, a través de El Obrador Escuela de Arte Culinario, un proyecto que gestamos con mi esposa Lucía. Estar al frente de una cocina y a cargo de una brigada, es muy similar a dictar una clase rodeado de estudiantes. Ambas son experiencias desafiantes, pero pueden ser muy gratificantes. 

Emprender en familia fue un milagro, en todo sentido. Me permitió estar más cerca de mis afectos y me dio la posibilidad de enseñar a cocinar, haciendo de cada clase un servicio, con un resultado impecable. La escuela también me permitió conocer a grandes colegas, a quienes respeto y admiro, y que hoy son grandes amigos. Junto a ellos diseñé los programas de estudio de las carreras de formación profesional que dicta El Obrador y también las propuestas para los cursos de cocina para aficionados.

La cocina es técnica y trabajo en equipo

Después de más de 15 años de trayectoria, El Obrador continúa su misión de formar profesionales gastronómicos, al brindar a los estudiantes una educación de calidad a través de un diseño curricular que cubre distintas áreas de conocimiento. La metodología de la escuela permite que los alumnos adquieran habilidades técnicas y desarrollen su creatividad culinaria. Además, les permite incorporar herramientas para la toma de decisiones y resolución de problemas, el trabajo en equipo y el aprendizaje colaborativo. Después de todo, la cocina es un ámbito exigente y el resultado de un buen servicio no es un logro individual sino colectivo. 

La Patagonia y sus productos emblemáticos

Algo que caracteriza a El Obrador es la enseñanza de la identidad culinaria de la Patagonia, un lugar único en el mundo. Hay productos de esa región que cualquier chef del mundo querría tener en su menú degustación: la trucha de los lagos cordilleranos; el cordero de la estepa; los langostinos del Golfo Nuevo; la merluza negra y la centolla del Canal Beagle; las manzanas y las peras del Alto Valle de Río Negro; los frutos rojos de la Comarca Andina del Paralelo 42; los hongos silvestres de los bosques nativos y las “buenezas” y flores comestibles que crecen en lugares inverosímiles, son algunos de los maravillosos alimentos que recuerdo y añoro.  

La cocina de autor despega en Blossom

A lo largo de mis años dictando clases en El Obrador, haber visto la progresión de mis alumnos, su compromiso y curiosidad, su búsqueda creativa en pos de encontrar un lenguaje propio, han sido grandes alegrías para mí como “maestro de cocina”.

Hoy, desde la cocina de Blossom, en el centro histórico de Málaga, enseño a mi equipo y también aprendo de ellos. El intercambio es increíble y enriquecedor. El restaurante se afianza, evoluciona y proyecta un futuro prometedor. O, parafraseando al músico argentino Luis Alberto Spinetta, “mañana será mejor”.

Equipo Blossom, Málaga centro
bottom of page